Esta mañana hemos recibido la triste noticia del fallecimiento del compañero Durru, Francisco Javier Serrano, afiliado y trabajador de la Confederación General del Trabajo.

Durru era bastante conocido por todas y todos nosotros. Realizaba un trabajo imprescindible para la Organización con humildad, pero todos conocíamos su alma libertaria, su corazón anarquista de verdad. Conocía cada centímetro de la sede de la CGT en la calle Sagunto de Madrid y siempre tenía una historia que contar.

Durru ha sido una persona afable, generosa y dispuesta a resolver asuntos cotidianos del sindicato y con el que sentíamos la tranquilidad de que tenía todo bajo control. Siempre confió en la Confederación a la que se afilió de joven, primero en CNT y después en CGT, y a la que unió su vida hace más de 40 años.

Al compañero lo conocimos en su activa militancia, en huelgas, manifestaciones, acción directa, reivindicando derechos por y para la clase trabajadora. Él mismo sufrió en sus propias carnes el despido en Barclays Bank años atrás y con su rebeldía se ganó el respeto de toda la Organización.

Transmitimos a su familia, amistades y allegados nuestro cariño y el reconocimiento a su labor en CGT durante todos estos años, como militante y trabajador.

El apodo con el que le gustaba que le llamáramos era el ejemplo de quien fue su referente. Durru fue un anarcosindicalista de corazón y con sus hechos lo demostró a lo largo de su vida.

Gracias, compañero Durru. ¡Que la tierra te sea leve!

El Secretariado Permanente del Comité Confederal de la CGT

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *