erte

Readmisión inmediata de Jamal Kessou, Presidente del Comité de Empresa de IMA Ibérica-Prestima

¡Basta de persecución sindical por oponerse a un ERTE!

Firma del manifiesto contra el despido de Jamal Kessou

La multinacional IMA Ibérica-Prestima, tras imponer un ERTE rechazado por la mayoría del Comité de Empresa, ha dado un paso más en sus ataques a los derechos laborales y sindicales. Pocos días después de imponer el ERTE, notificó al Presidente del Comité de Empresa, Jamal Kessou, su despido por dañar la imagen de la empresa. La razón, enviar una carta a varias empresas clientes (Lagun Aro, Línea Directa o Car Mobility System) informando sobre el ERTE y sus consecuencias, entre ellas un posible perjuicio del servicio por la disminución drástica de la plantilla.

El despido del compañero supone un grave ataque a la libertad de expresión y a la libertad sindical. Todo por haber manifestado su oposición al ERTE, y por denunciarlo públicamente, un derecho que aún conservamos las y los trabajadores mal que le pese a la multinacional. Quieren impedir que las y los trabajadores podamos expresar públicamente nuestra opinión y recabar la solidaridad del resto de la clase trabajadora, ¡pero tenemos derecho a informar a quien consideremos! Por ahora no vivimos en una dictadura patronal.

Este despido demuestra cómo entiende esta multinacional la relación con las y los trabajadores. Quieren sembrar el miedo de cara a tener vía libre para los futuros ajustes que preparan. Como muchas grandes empresas, están aprovechando la situación de pandemia y las facilidades dadas por el Gobierno para aplicar ERTEs, para realizar ajustes estructurales que implicarán una nueva reconversión laboral en perjuicio de la clase trabajadora.

IMA Ibérica-Prestima actúa como una subcontrata de otras grandes empresas. Es esta subcontratación la que esta detrás de la precariedad crónica que padecemos millones de trabajadoras y trabajadores. Por eso mismo, las y los delegados sindicales se dirigieron legítimamente a estas empresas y a sus trabajadores y clientes. Despedir a sindicalistas por dañar la imagen de la empresa, supone acabar con nuestros derechos sindicales y democráticos y que las empresas tengan carta blanca contra cualquiera que alce la voz contra sus abusos. Nos encontramos ante un ataque contra el conjunto del movimiento sindical. El derecho a sindicarnos, a la huelga o a la libertad de expresión se conquistaron fruto de décadas de lucha. No permitiremos ahora que nos sean arrebatados.

Introducción

El pasado 1 de junio, se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 20/2020, de 29 de mayo, por el que se establece el Ingreso Mínimo Vital (IMV). El establecimiento de este Ingreso, llegaba en un momento de extrema gravedad económica y social para una parte importante de la sociedad. A raíz de la COVID19, la destrucción de empleo, la inestabilidad e incertidumbre de la clase trabajadora se ha incrementado exponencialmente. Según los datos publicados por el Ministerio de Trabajo el pasado 2 de junio, el paro registrado subió en el mes de mayo en 26.573 personas respecto al mes anterior. Sigue leyendo